Niños y diabetes

La diabetes es una enfermedad que no mira a quién afecta. No tiene reparos en atacar  a una persona mayor o a un niño, y, aunque se conocen algunos factores de riesgo que pueden llevar a padecer la enfermedad, no siempre se tiene la certeza. Es por ello que se hace difícil darse cuenta de que uno de nuestros hijos es diabético. En este artículo vamos a tratar de daros consejos acerca de cómo daros cuenta de si vuestro hijo sufre diabetes, y cómo sobrellevar la enfermedad.

Diabetes en niños, cada vez más común

Hasta no hace mucho tiempo, la diabetes más común en los niños y los adolescentes era la diabetes mellitus tipo 1, que es la variedad en la que el páncreas no genera insulina. Sin embargo, en los últimos tiempos (y debido al aumento de la población juvenil obesa), se está extendiendo la diabetes mellitus tipo 2, que es aquella donde el cuerpo puede producir insulina, pero no usarla adecuadamente.

Es por ello que este es uno de los primeros factores de riesgo que deberemos vigilar. Si nuestro hijo sufre obesidades mucho más probable que sufra diabetes que otro niño de su edad más sano y con una alimentación más saludable. En este sentido, someter a nuestro hijo a una dieta sana puede ser la mejor opción para prevenir la aparición de la diabetes (entre otros muchos beneficios).

Por supuesto, que existan antecedentes de diabetes en la familia, también es un factor de riesgo. Si los hubiese, tenemos que prestar especial atención a algunas situaciones que pueden indicar diabetes. Entre estas situaciones, encontramos, por ejemplo, una excesiva sed y micción, incluido en la cama, a pesar de que no tenga edad ya para hacerlo, hambre anormal, aletargamiento y debilidad general, y dolor abdominal acompañado de vómitos. Estos síntomas no siempre indican diabetes, pero si en la familia ya hay antecedentes, es muy probable que guarden relación.

Consejos para un niño diabético

Si tu hijo padece diabetes, es recomendable explicarle cuanto antes qué es y cómo le afecta su enfermedad. En este sentido, y para que no le parezca algo de lo que no haya que hablar o de lo que tenga que tener miedo, es adecuado utilizar juegos para hacerle entender la importancia de controlar su enfermedad. La tecnología se ha desarrollado mucho en este campo en los últimos años, y existen aplicaciones y videojuegos que conciencian a los niños acerca de su enfermedad, ayudándoles a enfentrarse a ella desde pequeños.

Por otro lado, nuestra responsabilidad como padres será la de controlar la correcta alimentación del niño, explicándole mientras lo hacemos el porqué de este control estricto, de forma que entienda cómo debe alimentarse, y con qué tiene que tener cuidado y con qué no tanto. Al igual que la alimentación, deberemos controlar y explicarle del mismo modo sus niveles de glucosa e insulina en sangre, tratando de que comprenda lo que sucede en su organismo y entienda cómo debe controlarla.

Esperamos que estos consejos te sirvan tanto para darte cuenta de si tu pequeño está en riesgo de padecer diabetes, como para ayudarle a controlar su enfermedad desde bien pequeño en caso de que así sea.

Deja un comentario