Tiempo de pantalla vs. tiempo de lectura para los niños

Todos sabemos que la lectura es buena para el desarrollo cognitivo de un niño. Pero un estudio reciente mostró que los niños se beneficiaron más de que sus padres les leyeran libros a ellos o con ellos. A pesar de lo llamativo de las pantallas, los brillantes visuales y los gráficos, los iPads carecen de interacción. Este contacto y diálogo entre humanos fue crucial para la memoria y la función cognitiva.

Cuando los padres leen libros a sus hijos, hablan de la trama, los personajes y ponen emoción en el texto. Y cuando los niños son capaces de responder a esa interacción acerca de lo que estaba sucediendo en el libro, obtienen algo que no puede ser reemplazado por un lector electrónico. Lo creas o no, hay una razón evolutiva y biológica para esto.

Claro, tenemos supercomputadoras y vivimos en un mundo digitalizado, pero nuestros cerebros siguen funcionando como antes de que se inventaran todas estas pantallas. Por eso los medios sociales y los mensajes de texto nunca podrán reemplazar el contacto humano cara a cara. Lo mismo ocurre con el cerebro de un niño en crecimiento. Puedes pensar en ello como comer barras de proteína para nutrirte en vez de comer comida de verdad. Las barras proteínicas tienen todos los nutrientes, pero hay algo que falta en esa experiencia culinaria.

Así que la próxima vez que estés en casa con tu hijo en un día lluvioso, en vez de dejarlo caer frente a un iPad, ¡coge un libro y empieza a leer! ¡Cualquier libro funcionará!

Deja un comentario